COVID-19: Más de 200 pacientes han sido trasladados a regiones gracias a trabajo coordinado desde el SSMC - Servicio de Salud Metropolitano Central

Menú Principal
25 de junio de 2020

COVID-19: Más de 200 pacientes han sido trasladados a regiones gracias a trabajo coordinado desde el SSMC

Se trata en su mayoría de varones, con edad promedio menor de 60 años y patologías previas. Entre los principales destino están establecimientos de salud pública y privada en Concepción y Puerto Montt. Este trabajo, inédito en el país, ha sido posible gracias al grupo de coordinación conformado por el Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC), junto al SAMU Metropolitano, la FACh y Carabineros.

Un total de 204 pacientes han sido trasladados desde la región Metropolitana, para ocupar camas críticas en establecimientos de otros lugares del país, en el marco de la alerta sanitaria por la pandemia del COVID-19.

Hasta este miércoles 24 de junio, se había enviado a regiones un total de 149 personas por vía aérea y otros 55 en traslados terrestres, montando en cada ocasión un complejo operativo con todos los cuidados de una “UCI móvil”.

Este trabajo, que por sus características y cifras es único en nuestro país, ha sido posible gracias al grupo de coordinación conformado desde marzo por el Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC), siguiendo los lineamientos del MINSAL, y que cuenta además con la participación de miembros del SAMU Metropolitano, la FACh y la prefectura aérea de Carabineros.

Según explicó la Dra. Patricia Méndez, directora del SSMC, “hemos puesto en marcha la tarea inédita de trasladar pacientes críticos y altamente infecciosos a regiones, proveyendo para ello los medios materiales, humanos y toda la logística y coordinación necesarias. A la fecha, más dos centenares han salido de la región Metropolitana con total éxito y sin registrarse ningún tipo de inconveniente en los traslados”, destacó.

Casi dos tercios de los traslados aéreos, 92 de ellos, se han efectuado usando aeronaves de la FACh, como el Hércules C-130 que permite trasladar hasta cuatro pacientes con el personal médico a cargo y con su respectivo equipamiento clínico. Otros diez se han realizado en aeronaves de Carabineros y los 47 restantes en ambulancias aéreas privadas, con quienes se han suscrito convenios de trabajo.

Se trata casi en su totalidad de pacientes COVID positivo, con daño pulmonar severo e insuficiencia respiratoria, que viajaron intubados, sedados y conectados a ventilador mecánico de transporte, aislados en cápsulas herméticas para evitar contagios en los equipos participantes.

Mayoría hombres y menores de 60 años

Respecto a las características de los pacientes, la edad promedio es 56 años, con un rango de edades de 23 a 78 años y la mayoría son hombres (62% del total en el caso de los traslados aéreos y 73% de los traslados terrestres), con patologías previas.

“En los traslados se repiten algunas características que hemos visto en general en los personas que terminan internadas en camas críticas por COVID: mayoritariamente hombres y con patologías previas como obesidad, hipertensión o diabetes”, señala el Dr. Rodrigo Hernández, jefe del grupo de coordinación.

Respecto a las ciudades de destino, la mayor parte de los traslados aéreos se han realizado a Concepción (44%), seguido por Puerto Montt (14%), Osorno (11%) y otras diez ciudades de destino, como Ovalle, Los Ángeles o La Serena.

En tanto, los traslados terrestres se han realizado a ciudades más cercanas a la capital, como Rancagua (49%), Talca (16%) o Valparaíso (13%).

En las ciudades de destino, los pacientes han permanecido internados tanto en hospitales públicos como en recintos de salud privada, y quienes lo han requerido han concluido su recuperación en residencias sanitarias, para finalizar su período de cuarentena antes de ser dados de alta.

Para cada derivación a regiones, explica la Dra. Méndez, “se realiza un proceso de evaluación muy detallado de los pacientes, junto a nuestro grupo coordinador y al equipo de sus hospitales de origen, para definir quiénes están en condiciones de ser trasladados. El proceso debe asegurar la máxima seguridad, tanto para los pacientes, como para los equipos clínicos que participan”.

Entre los criterios que deben cumplir los pacientes para ser trasladados, están que se trate de pacientes ya intubados y estables, para evitar el riesgo de manipular durante el desplazamiento la cápsula hermética de transporte.